02 noviembre 2006

Nº 24: DOCTOR EN ALASKA

Seguramente esta lista estaría incompleta si no incluyera una gran serie de la televisión como es "Doctor en Alaska". Considero que en España ha sido bastante maltratada por los programadores, que se empeñaban en emitirla a partir de la 1 de la madrugada durante los fines de semana y vacaciones de verano. Vamos, otra de estas series que tenías que rastrear para averiguar cuando podías verla. Siempre me he preguntado qué tenía de malo Doctor en Alaska para que no se pudiera ver a las nueve o las diez de la noche, pero bueno, ese es otro tema y ahora lo que importa es el contenido.
La serie consta de seis temporadas que empezaron a emitirse en 1990 y aquí en España terminaron en febrero de 1997.
La historia es muy sencilla: Joel Fleischman, un médico neoyorquino judío y bastante arrogante es destinado a ejercer su profesión al pueblo más perdido de Alaska: Cicely. Por supuesto, Joel piensa que van a ser cuatro días, que de ninguna manera va a permanecer en ese lugar ni una semana. Sin embargo, el encanto de ese sencillo pueblo y sus particulares habitantes calarán pronto en el doctor, que terminará adorando Cicely, incluso se irá a vivir en plan ermitaño hacia el final de la serie. Es entonces cuando vengan a sustituirlo un nuevo médico y su esposa, los Capra, y es también cuando la serie caerá en picado y terminará definitivamente.
Claro que visto así parece de lo más simple. ¡Pues no! Doctor en Alaska era una serie psicológica. Cada episodio era una historia que te hacía reflexionar sobre los comportamientos humanos, incluso puede que tuviera una especie de moraleja final. Cada personaje, muy diferentes entre ellos tenía cosas que contar, aunque fuera el dueño del bar o la dependienta de la tienda de comestibles.
Los personajes eran estos:
Joel Fleischmam, el doctor: Representa lo civilizado y lo esquematizado del urbanita frente a la "magia" del Cicely libre nativo y surrealista. Su desadaptación y adaptación con el pueblo y con lo "ciceliano" es uno de los principales hilos de la serie.
Maurice Minnifield: hacendado ex-astronauta, es el cacique del pueblo y es el que "supuestamente" mueve los hilos en la sombra. Tiene un periódico y una emisora de radio, la K-OSO. Interesado en hacer negocio con todo, tiene ideas bastante fascistas y prepotentes, pero en el fondo es un personaje bastante tierno y necesitado de cariño.
Maggie O´Connell: Maggie, procedente de una familia bien de Grosse Pointe, es piloto de avioneta, transporte bastante utilizado en Alaska. Aparte de eso tiene algunos negocios inmobiliarios en Cicely; es la casera de Joel. Es un personaje un tanto móvil, polémica, independiente, feminista y muy femenina, a veces un tanto histérica en su continua relación de amor y odio con el doctor Joel Fleischman, todo el día a la gresca. La relación entre ellos dos, con continuos tira y afloja es otra de las claves de la serie. Además Maggie tiene miedo de llegar a algo más con Joel porque todos los novios que ha tenid hasta ahora han muerto en extraños sucesos y cree que es ella quien les trae mala suerte.
Holling Vincoeur: regenta el bar restaurante Brick, el verdadero centro de la vida social en Cicely. Él es quebequiano, descendiente lejano de un linaje de malvados aristócratas franceses, y tiene genes muy longevos. Ama la naturaleza y la vida salvaje del trampero, aunque vive "cazado" por los encantos de Shelly, mucho más joven que él.
Shelly Tambo: Shelly, atractiva y joven ganadora del concurso Miss Paso del Noroeste y educada en el catolicismo, llegó a Cicely desde Canadá de la mano de Maurice, quien pretendía casarse con ella. Pero enseguida quedó prendada de Holling, más de 40 años mayor que ella, con quien ahora convive. Ello supuso durante un tiempo tiranteces entre Holling y Maurice, viejos amigos. Shelly es espontánea, inocente y a veces superficial; posee una personalidad transparente y sin dobleces.
Ed Chigliak: es un joven nativo de Alaska. Fue abandonado de pequeño y ocasionalmente se ha dedicado a buscar a su padre. La verdadera pasión de Ed es el cine; se cartea con grandes directores y está continuamente trazando paralelismos entre situaciones de cicelianos y sus películas favoritas. Tambien ha rodado algún que otro corto y ensayado muchos guiones. Él es un verdadero autodidacta. Ed siente asimismo la vocación de chamán, pareciera estar en otra dimensión. Aunque una mirada ingenua pueda considerarlo algo así como el tonto del pueblo, Ed ya vuelve cuando los demás van; algunos rumorean que tiene un cociente intelectual de 180.
Marilyn Whirlwind:Marylin es la recepcionista del Doctor Fleischman. Sus silencios y monosilabos, que hasta podrían considerarse como autistas o pasotas, a menudo sacan a Joel de su casillas. Marilyn representa la pausada y ancestral sabiduría nativa de las tribus de Alaska. Lejos del apresuramiento occidental, detecta de manera sencilla y natural el meollo de las diversas situaciones en el pueblo y de sus gentes.
Chris Stevens:Más conocido por su programa en la K-OSO "Chris por la mañana", Stevens es un ex-convicto de West Virginia. Él, con sus citas e inspirados comentarios, no solamente toma el pulso cultural y artístico de Cicely y lo enriquece con sus actos y frecuentes "performances", como aquel lanzamiento en catapulta de un piano chamuscado, sino que también es el consejero espiritual de los vecinos e incluso oficia como sacerdote en ceremonias religiosas, título que obtuvo gracias a un anuncio en la Rolling Stone.
Y para terminar este post tan largo, una de las citas de Chris Stevens, esas citas que nos hacían reflexionar y que daban ese aire filosófico a la serie:
"¿Cuál es el sonido de una mano que aplaude? Yo opino que ninguno. Si no hay dos manos, no hay aplauso. Es muy simple. Estrellas, galaxias, aplausos. ¿Qué quiere decir? Quiere decir que todos necesitamos a alguien. Seas una constelación o un protón, un Yin o un Yan, todos relacionados con todos. Como Romeo y Julieta, el pescado y las patatas, Tomy y Jerry, Epi y Blas, caballos y vaqueros, Marco Antonio y Cleopatra".

2 comentarios:

Carson Dyle dijo...

Pues opino que jamá la llegue a ver, porque yo era muy pequeño y la ponían muy tarde, pero he visto trocitos de cuando llegan vecinos alocados a su consulta y si que estaba graciosa. Lo que más me gustaba era la música y el alce (o lo que sea) que aparecía pululando por la ciudad.

MacCano dijo...

¿Que voy a opinar?, que estaba viendo exactamente ese capitulo y buscaba si era o no una frase Zen, quien la dijo y cual era su significado, por ahora lo dejare en que no hay sonido...

...signifique eso lo que signifique.