18 julio 2007

Nº 12: CAGNEY & LACEY

Esta es una de las series que recuerdo que más me gustaba. Supongo que vi las reposiciones porque la serie se emitió entre 1982 y 1988, aunque según he averiguado a España llegó en 1987 (tarde, como todo). Quizá sí sea posible que recuerde lo que veía a los 7 y 8 años.
El caso es que ahora la están reponiendo en un canal de ONO – MGM – todos los domingos a mediodía y la estoy volviendo a ver. Bueno, es como verla por primera vez, porque ya medirás tú de qué me voy a acordar. Lo que sí puedo asegurar es que me gustaba mucho la musiquita de la cabecera, muy marchosa ella.

Bueno, llevo un párrafo divagando y todavía no he dicho de qué trataba esta serie.
Chistine Cagney y Marybeth Lacey son dos mujeres policías, pioneras en su oficio. Ahora las series de polis tienen entre su reparto varias mujeres, pero en los ‘70 – ‘80 era muy diferente. Si querías ver mujeres policías tenías que conformarte con Los ángeles de Charlie. Sin embargo, Cagney y Lacey no eran mitos eróticos sino dos chicas normales, ni guapas ni feas, como en la vida real.

En la primera temporada tienen que luchar por demostrar que son capaces de dedicarse a resolver homicidios como cualquiera de sus machistas compañeros (sobre todo el detective Isbeki). Estaban relegadas a casos menores como robos, atracos, etc. hasta que un día les dan la oportunidad de investigar un caso de asesinato y se consolidan como buenas detectives. Sus compañeros las empiezan a tomar en serio.

Pero la serie también mostraba sus vidas personales. Cagney, interpretada desde la mitad de la primera temporada hasta el final de la serie por Sharon Gless, era la fuerte. Una mujer soltera, un poco solitaria, con muchas dudas sobre su vida y un pequeño problema de alcoholismo heredado de su padre, también policía, que al final logra superar.
Lacey, la actriz Tyna Daly, es todo lo contrario. Es sensible, casada con un obrero de la construcción, con dos hijos al principio de la serie y tres a final. Consigue superar un cáncer y siempre está dispuesta a ayudar a las víctimas de sus casos.
Cada una a su manera forman el tándem perfecto y se convierten no solo en compañeras sino en grandes amigas con el paso de los años.

Resultaba una serie realista, no dura, que merece la pena volver a ver porque no se ha quedado desfasada aunque haga más de veinte años que se estrenó. Como muestra de ello se rodaron un par de películas a mediados de los 90 con el título de “Cagney y Lacey: el regreso”.

6 comentarios:

carson dijo...

¡Por fin, por fin!

Nunca había oido hablar de esta serie, pero bueno.

Siempre he sido fan de las películas que acaban con lo de "el regreso"

Cachovatio dijo...

¿Ein? Suena a supermercado yankee. Hija, ves de cada cosa (donde esté Urotsukidoji...)

Lidia dijo...

Pero bueno, no me lo puedo creer. ¿Cómo que no conocéis esta serie? ¿Qué clase de infancia habéis tenido?
Hale, ya está, otra vez soy rara. Si es que así no se puede...

Patricia dijo...

Hola amiga...vengo a saludarte. Me gusta tu blog, estoy promocionando a un buen amigo y si puedes unirte a nosotras te lo agradezco te dejo la direccion de su blog, puedes leer y luego decides.
Un abrazote.
http://tenasantiago.blogspot.com/

Karina dijo...

Cagney y Lacey es de las mejores series de policia en su momento y yo si recuerdo varios de los capítulos que logré ver. A mi también me gustaba mucho la melodía con la qu iniciaba la serie, en la época en que aparecía Sharon Gless y no lo gro unbicarla en la red si tienen un dato me lo pasan.

Bye

Ángel dijo...

La verdad que Cagney & Lacey, era una serie genial, yo la estoy volviendo a ver, porque la verdad en todos los capitulos le sacan alguna moraleja, y eso en las series de hoy en día, no se ve. La recomiendo encarecidamente y me encanta la banda sonora de cabecera.
Por cierto, os habeís dado cuenta de lo bien que va vestida siempre Cagney, siempre le conjunta todo, cosa que hoy en día, tampoco se ve mucho.

Bueno, Un saludo a todos.