08 junio 2007

Llámame rara...

Si por algo me caracterizo es en que mis gustos muchas veces no son los mismos que los del resto de los mortales. Sobre todo en cuestiones de música, lo cual visto el panorama actual, tampoco es tan extraño. Por eso me remonto en el tiempo buscando algo que toque mi alma. Cosa que Bisbal o Melendi nunca conseguirán, por mucho que se esfuercen los pobres.
Hoy me ha dado por escuchar canciones de Cecilia. Sí, la cantautora de los '70 que murió en un accidente de tráfico en 2 de agosto de 1976. De ella conocemos algunas canciones como la típica "Un ramito de violetas", "Mi querida España"... etc. Pero no por ello son las mejores.
No me avergüenza en absoluto decir que me gusta. Es poesía.
Por lo menos son versos que dicen algo, lo que menos importa es el ritmo que tengan, la clave está en las letras.
Personalmente me ha impactado mucho una canción que debió escribir en un momento de horas bajas, llamada "Si no fuera por que". Me ha sorprendido porque en más de una ocasión se nos pasan por la mente estas cosas cuando estamos muy deprimidos. Es como decir: dame una razón para no hacerlo. Yo siempre encuentro miles. Las de Cecilia son estas:


Si no fuera porque me tienen que enterrar
Y que dos cipreses negros se comerán mis sueños
Si no fuera porque mi padre siempre llora en los entierros
Me mataría mañana sin pensar en ello.

Si no fuera porque alguien me llorará.
Eche de menos mi cuerpo, mi manera de pensar
Si no fuera porque mi amante es algo sentimental
Me mataría mañana sin pensarlo más.

Si no fuera porque alguien se acordará
Para decir Dios la guarde o el diablo la tendrá
Si no fuera porque es tan triste convertirse en recuerdo
Me mataría mañana sin pensar en ello.

Si no fuera porque me querrán confesar
Para abrirme el cielo de par en par
Si no fuera porque he pecado y no pienso volverme atrás
Me mataría mañana sin pensarlo más.

Ya sé que puede parecer un poco "bestia" pero me ha hecho pensar mucho. Que bien narra esos sentimientos, con qué ironía.

De verdad que merece la pena escucharlas aunque sea una vez. Os lo aconsejo. Si queréis conocerla mejor podéis pinchar en el link que he dejado cuando he escrito su nombre. Y si no os va ese rollo, pues nada... es que soy rara.

2 comentarios:

Daniel dijo...

A mí me gusta... ¿Soy raro? Mi madre siempre ha tenido canciones de ella puestas en casa... murío muy poquito después de nacer yo... Una cosa es pensar en ello... y otra, hacerlo. Por muy "bajones" que estemos, siempre hay, al menos, un motivo para seguir. ¡Siempre! B-SOS

Anónimo dijo...

yo tambien me siento rara tambien siento q nadie me comprede y me 100to el patito FEO del curso y de mi grupo de amigas