01 diciembre 2006

Nº 18: STARMAN


Esta es otra de aquellas series que veíamos a la hora de la merienda cuando éramos pequeños y nos dejaba alucinados con la historia. Se emitió entre 1986 - 1987, sí duró poco, aunque seguramente aquí vino más tarde, pero yo la recuerdo todavía porque me llamaba la atención que un tipo bajara de una nave con una bola fluorescente (¿qué les pasa a los extraterrestres que siempre llevan bolitas o esferas? - ver serie "De otro mundo"-).
La serie Starman estaba basada en la película homónima estrenada en 1984 y dirigida por John Carpenter, aunque en esta ocasión el protagonista era Jeff Bridges.
La historia trata de un ser extraterrestre que había visitado la Tierra y dejado un hijo. 14 años después, cuando sus padrastros mueren, Starman regresa a la Tierra para rescatar al chico y buscar a la verdadera madre, Jenny. En esta venida, Starman asume la identidad de Paul Forrester, un fotógrafo que se muere en un accidente de aviación.
Y así, como si tal cosa, el chaval se va con el primer tío raro con una bolita luminosa que le dice que es su padre biológico e interestelar. Pero ¡ay! no iba a ser todo tan fácil. Allí había un policía avispado que se percata de la llegada del ser interplanetario y se echa a la busca y captura del susodicho. El tipo no va a parar hasta que lo tenga congelado en una cápsula o le haga una autopsia. Pero Starman y su hijo son siempre más rápidos y aunque parezca que en cada capítulo el poli les pisa los talones y los va a atrapar en el último momento consiguen escapar.
A mí me gustaba la serie y su música y me daba mucha rabia el policía ese que no los dejaba tranquilos nunca a los pobres, que iban por ahí sin hacer daño a nadie... ¡Cuántas injusticias!

3 comentarios:

grampus dijo...

Muy buena la película, que quedó sepultada bajo la fama de la serie. La recuerdo...

LE MOSQUITO dijo...

Como en esos años yo no era tan pequeño, no pude disfrutar o sufrir la serie protagonizada por el SUSOBICHO (y no, "susodicho". No olvides que hablas de un extraterrestre). Sí tuve la oportunidad de ver la película; pero, como segfuía sin ser un niño, apenas me pareció una película vulgar (vista, claro está, desde los ojos de un adulto. Si hubiese sido un niño, otro gallo habría cantado. De haber sido un gallo, otro niño me habría perseguido...)
Saludos para ti y tu blog:)

Anónimo dijo...

Yo si recuerdo la serie, no tanto como la película, que por cierto emitieron el sábado por tv. Que tiempos aquellos, que grandes las series y extrañas resulta verlas ahora...