22 septiembre 2005

Mi diario

MUCHOS DÍAS POR ESTRENAR
Sigo inmersa en ese estado permanente en el que vivo llamado apatía o "plof".
- ¿Cómo estás?
- Estoy plof.
Sin embargo desde este mundo interior oscurillo que tengo y que es de lo poco que me queda últimamente, ya que salgo menos que una monja de clausura con agorafobia, intento darme ánimos a mí misma en todo lo que veo, leo u oigo.
Por ejemplo, ayer tuve uno de esos momentos nostálgicos que te entran de repente al escuchar una canción. La canción en concreto era de Maná "Se me olvidó que solo yo te quise" o algo así debe llamarse. Sonaba en la radio y de repente me encontré recordando una noche de hace 5 años. Hicimos una cena unos amigos del instituto para celebrar simplemente que seguía apeteciéndonos salir juntos (eran otros tiempos, claro, de ellos solo me queda uno). Esa canción sonó en la discoteca "La Piedra de al lado". Vicente y yo bailábamos juntos y nos cantábamos esa canción -aunque nada tenía que ver con nuestra situación-.
El caso es que esa noche me sentí feliz. Muy feliz. Como pocas veces he vuelto a sentirme durante estos cinco años que han pasado.
El estar con la gente que realmente aprecias, con quien te apetece estar en ese momento porque todos son tus amigos. No son conocidos ni estás por compromiso. Estás donde tienes que estar y eres feliz y deseas que esa noche y esa felicidad no termine nunca porque tienes miedo de no volver a sentirla nunca.
Ayer también, pero por la noche, vi un documental sobre el espacio: los eclipses y la aurora boreal. Y tuve esa sensación de cuando se te acelera el corazón y sientes que tienes que hacer muchas cosas.
Y es verdad. Me quedan muchas cosas por ver en el mundo y espero poder verlas algún día.
Siento que tengo mucho por hacer o como decía aquél anuncio "tantos días por estrenar".
Lo que necesito como el respirar es tener esos buenos momentos más a menudo. No recordar noches perdidas que ocurrieron hace años. Intentar que cada momento tenga algo de valor.
No sé si me he explicado bien o no. Tengo muchas ideas en la cabeza que no puedo expresar con palabras ahora. De todas formas, este post creo que lo he escrito para mí. Necesitaba escribir algo.
Lo único que necesito es sentirme viva.

1 comentario:

Menganita dijo...

Bueno, esa sensación es típica, por lo menos en mí, durante septiembre. Es un mes raro.